29 de octubre, 2010 Representantes de 190 gobiernos aprobaron hoy un nuevo tratado que promoverá la administración de los recursos genéticos de una manera más justa.
La adopción del instrumento tuvo lugar en la jornada de clausura de una reunión de la Convención de la ONU sobre Biodiversidad que se celebró en Nagoya, Japón.

El instrumento establece reglas básicas sobre cómo las naciones deberán compartir el acceso a los beneficios de recursos genéticos como plantas, cuyos extractos han sido utilizados para desarrollar medicinas y productos cosméticos.

También sugiere formas de compensación para los países que han preservado esos materiales genéticos por décadas.

Durante la reunión se adoptó además una nueva estrategia para abordar la pérdida de biodiversidad con metas que deben ser cumplidas para el año 2020.

Por ejemplo, los gobiernos acordaron aumentar la extensión de las áreas protegidas a un 17% de la superficie del planeta, y las zonas marinas al 10%.

Fonte Onu Brasil

Anúncios